Un guía para que los padres puedan mantener un cuidado dental saludable para sus hijos, en español

September 1, 2008

A guide for parents on maintaining good child oral health, in Spanish.

Caries durante la niñez temprana

Sabía usted, que la enfermedad más común de la niñez, son las caries? El 40% de los niños americanos desarrollan caries antes de los 6 años de edad. Lo peor de todo es que, si los niños desarrollan caries en sus dientes "de leche" (los que se caen), la infección casi siempre se pasa a los dientes permanentes. Usted puede ayudar a la prevención de este padecimiento.

Mamá, la salud oral de usted es importante

El azúcar favorece la caries dental

Las bacterias de las caries dentales, utilizan azúcar para obtener energía y al mismo tiempo producen un ácido que erosiona el calcio del diente, produciéndose una cavidad. Cualquier bebida o alimento con azúcar es un problema potencial; mencionaremos los jugos, los refrescos gaseosos, las bebidas "deportivas", las leches infantiles y las leches azucaradas. Recuerde que después del año de edad, es preferible el uso de vaso, al uso de botella. Otra fuente de azúcar que a veces se pasa por alto, son los almidones cocidos-la harina blanca que contienen ciertas galletas, los cereales, las papas fritas (chips), y en general, la comida "chatarra". Déle a su niño lo que crea conveniente y saludable, pero al final, asegúrese de limpiar sus encías y dientes.

Limpie las encías y los dientes de su bebé a temprana edad (4 meses)

El proceso de caries puede comenzar tan pronto como el primer diente brota de la encía, cosa que ocurre generalmente entre los 5 y los 9 meses. Para evitar que esto suceda, es importante empezar a limpiar la boca del bebé, desde los 4 meses de edad. Simplemente limpie las encías y los dientes varias veces al día, especialmente después de las comidas.

El hábito de cepillarse los dientes (6 a 9 meses)

Su hijo debe ser motivado a cepillarse los dientes él sólo, tan pronto como pueda sostener un cepillo dental, pero los padres deben estar presentes para supervisar el cepillado. El lavado de dientes "de la noche" es de suma importancia, pues las bacterias que producen las cavidades, tienen 12 horas o más para desarrollarse mientras su hijo duerme. Asegúrese que el cepillado sea hecho con la mayor efectividad posible, con el fin de impedir que la bacteria productora de cavidades se introduzca como residente permanente en la boca de su hijo. Una buena regla empírica consiste, en que los padres ayuden con el cepillado hasta que el niño sepa escribir su nombre en letra cursiva, lo que generalmente ocurre entre los 6 y 7 años de edad.

Examine detenida y repetidamente los dientes de su hijo (8 a 12 meses)

La primera seña de una cavidad es una mancha blanca. Estas manchas generalmente comienzan en los dientes frontales superiores, al margen de la encía. Para buscar estas manchas, recueste al bebé en su regazo y con los dedos, levante el labio superior. Si usted no cuida los primeros dientes del bebé, éste puede terminar en una lucha de por vida contra las cavidades dentales.

Vea al dentista al año de edad

Desde su nacimiento, todo bebé necesita de "un hogar médico" para visitas de rutina, que promueven su salud y la obtención de vacunas a tiempo. Muchos padres no saben que sus hijos necesitan también de "un hogar dental" a partir del primer cumpleaños, o antes, si existe algún problema. El dentista puede ayudar a asegurar que el bebé no adquiera caries durante la niñez temprana. Es mucho más fácil prevenir las caries que tratarlas.

*Publicado por vez primera (en inglés), por El Rio Health Center Maternal and Infant Oral Health Program
TRANSLATED BY NEFTALI AVIGDOR, MD,
Queens, NY